Traductor

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 20 de octubre de 2011

Leprous - Bilateral (2011)


1. Bilateral (4:00) 
2. Forced Entry (10:20) 
3. Restless (3:30) 
4. Thorn (5:47) 
5. Mb. Indifferentia (6:33) 
6. Waste Of Air (5:32) 
7. Mediocrity Wins (6:07) 
8. Cryptogenic Desires (2:45) 
9. Acquired Taste (5:13) 
10. Painful Detour (8:18) 



No hay caso... la madurez es el factor fundamental en la explosión de cualquier banda hacia su sonido final. Esa es la madurez que alcanzo Leprous en unos pocos años, habiendo comenzado a componer sus discos teniendo apenas 20 años. 
Hoy por hoy, los noruegos han logrado florecer su adultez con esta INCREÍBLE placa llamada ''Bilateral''.
Primero que nada quiero anticiparles que encontré en esta banda todo lo que Opeth me quito con su ultimo disco, que todos sabemos que ha sido bastante menos de lo que esperamos, o al menos en lo personal. 
Luego de ''Silent Waters'' en el año 2004 y ''Tall Poppy Syndrome'' hace apenas 2 años, Leprous ha logrado darle el acabado final a su música que no ha dejado de ser violenta pero si mucho mas valiente en cuanto a lo estructural, a los arreglos progresivos y los cambiantes pasajes de su música.
Este disco ha contado con la participación de los noruegos de Ihsahn, a quienes ya he citado en el blog con su ultimo disco llamado ''After'' (échenle un vistazo!).
Al comenzar la critica comente que Leprous me ha traido a la mesa aquello que en Opeth nos hizo falta este año: VIOLENCIA Y PROGRESIVISMO.
Leprous tiene esa apuesta en forma principal, pero ofrece las oscuras melodias tipicas de las tierras escandinavas...y también mas que eso.
En muchos sitios he visto que se lo ha catalogado como uno de los iconos de este 2011 que lamentablemente se nos esta yendo muy rápido, y digo lamentablemente porque ha sido un año de notables lanzamientos y revelaciones como en esta ocasión.
Tuve la oportunidad de escuchar en el pasado dos de sus obras, pero ninguna logro sacudirme de esta manera. Solo hizo falta llegar al track 2 bautizado ''Forced Entry'' para darme cuenta que estaba enfrente de un disco que no va a pasar desapercibido entre todos los fans del metal progresivo, avantgarde, death, sludge y sus derivados.
Una de las facetas mas evolucionadas de la banda en general, ha sido el protagonismo de la voz de Solberg quien redujo notablemente sus aportes en lo gutural, pero amplio su registro y matices de una forma voraz. Leprous tiene la magnifica capacidad de alternar lo muy heavy con lo muy melódico y que casi no te des cuenta del cambio... una hermosa paradoja en el mundo musical que tanto disfrutamos todos.
Detrás del sonido, hay un trabajo excepcional de todos sus músicos, pero voy a resaltar el trabajo de su baterista Tobias Ørnes Andersen por ser tan pero tan tecnico y violento a la vez.
Gente, una vez mas, un disco que no tiene absolutamente nada de desperdicio. El mundo progresivo crece en forma exponencial, y cada vez tenemos mas bandas a las cuales esperar y ver crecer. 
Quizás Leprous represente el sonido progresivo del siglo que acaba de comenzar, creo que esta muy bien encasillarlos en el Avant-Garde, ya que son una banda bien vanguardista.
Violencia,melodia y progresivo... una de las mezclas que mas gustan.
Les dejo la canción que me compro por completo... ''Forced Entry'', y la otra obra maestra es la que cierra el disco, ''Painful Detour''. Un disco redondo... pero con este nivel de músicos, ESPERO MAS!.
Puntaje: 9







3 comentarios:

  1. Este disco es brutal, me tiene enganchadísimo desde que salió en verano.
    Mira que ya me gustó su primer disco, pero este... madre de los dioses!!! Lo veo más maduro, más redondo.
    El 19 de Noviembre los veré en Madrid, a ver qué tal en directo, buah! tengo unas ganas!!!

    ResponderEliminar
  2. Si llego a saber que eran los teloneros de Opeth en Madrid hubiese hecho esfuerzos para ir a pesar de mi agenda apretada.

    ResponderEliminar
  3. Los teloneros de Opeth fueron Pain of Salvation.
    Leprous fueron teloneros de Amorphis, justo el mismo día.

    ResponderEliminar